CONTACTO DIRECTO:  Contacta con Grip4x4 +34 937 20 53 77    Contacta con Grip4x4  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Noticias

X-Trem Challenge Andorra 2010

6ª posición de GRIP Motorsport en la X-Trem Challenge Andorra 2010;

Un año más, la X-Trem Challenge Andorra se convirtió en centro neurálgico del trial extremo europeo, algo encomiable para una prueba que sólo cuenta con tres ediciones. Los valles pirenaicos próximos a Bixessarri acogieron, del 8 al 10 de octubre, la última prueba de la Copa TT de Trial de Andorra y la más dura de todas ellas. Los veteranos ingleses Baskill-Needham y los almerienses de Ursus Aventura fueron los máximos triunfadores.

 

X-Trem Challenge Andorra 2010

 

La fuerte exigencia de las zonas offroad naturales atrajo esta vez a participantes de cinco nacionalidades. Entre ellas, la francesa fue la más representada, con doce equipos, seguida de los nueve españoles, seis andorranos, un belga y un inglés. Éste último, que a la postre se llevó la categoría X-Trem, recibió calurosas ovaciones por parte del público, pues al volante se encontraba el veterano Tony Baskill, de 75 años. En su primera participación en el certamen andorrano hizo gala de una gran calidad de conducción, complementada por su decisión y por el gran trabajo de su copiloto David Needham.

El director de la organización, Albert Cabanes, y su equipo de treinta personas estudiaron a fondo el terreno para conseguir desarrollar las más de cuarenta zonas que compusieron la prueba entre las diurnas individuales, por equipos, nocturnas y de orientación.

Lucha en la oscuridad

Y es que la competición no se redujo a luchar contra el terreno con luz natural ya que también tuvieron lugar, como es habitual ya en la X-Trem Challenge, las comentadas zonas nocturnas y orientación. Aquí, los participantes debieron emplearse a fondo en la navegación para encontrar los waypoints escondidos entre los poblados bosques pirenaicos. Con inicio a las once de la noche y final a las tres de la mañana, los competidores sacrificaron muchas horas de sueño por conseguir aún más dosis de diversión en la montaña.

La organización limitó la participación a treinta vehículos, aunque finalmente fueron 29 por la baja de última hora del francés Thierry Héois, que acudió a la prueba como mero espectador después de que los problemas de la bomba inyectora le hicieran dejar su vehículo de competición en casa.

El primer día de competición dio inicio con las verificaciones técnicas y administrativas en el centro del municipio de Sant Julià de Lòria, donde pudieron verse las caras de impaciencia por comenzar la prueba. Además, los participantes pudieron estudiar a golpe de vista los vehículos de sus competidores y comprobar que el nivel de este año era muy alto. Aunque durante toda la Copa TT de Andorra compiten las categorías de Serie, Preparados y X-Trem, el carácter especial de esta última prueba limita la participación a las dos últimas, pues la mayoría de las zonas serían inabarcables para vehículos de serie.

Rocas, barro, sol y lluvia

Durante la tarde y bajo un sol radiante se disputaron las zonas por equipos. Los participantes se dividieron en dos grupos para, codo con codo, afrontar seis divertidos retos entre los que se encontraba la construcción de un puente con troncos o arrastrar dos vehículos montaña arriba con la única ayuda de los propios músculos.

 

El sábado, el buen tiempo se mantuvo y los equipos aprovecharon para aventurarse en el máximo de zonas posible e intentar salir bien parados en cuanto a penalizaciones. El tema cambió de cara al domingo pues, tal y como marcaban las previsiones meteorológicas, la lluvia apareció durante la jornada del domingo, complicando aún más si cabe las zonas que los equipos debían superar. El barro no tardó en llegar y en convertirse en protagonista, por lo que algunos equipos prefirieron atacar las zonas de rocas, más livianas y previsibles en un día de lluvia.

 

La hora de la emoción

Una vez cerradas las zonas el domingo por la tarde todos aguardaron expectantes a la entrega de premios, pues no se sabía con certeza quienes podían ocupar el podio en cada categoría. En categoría X-Trem, los flamantes vencedores fueron los ingleses Tony Baskill y David Needham, que mantuvieron el dominio desde la primera jornada a bordo de su Mercedes. Con ello quedó patente que la edad no tiene límites y que los 75 años de Baskill no son ningún inconveniente para superar el vigor de rivales mucho más jóvenes. La pareja británica, con casi dos décadas de competición a sus espaldas como dúo, destacó por su gran suavidad y eficacia a la hora de superar las zonas más complicadas, incluso cuando la lluvia originó importantes barrizales.

 

Los franceses del equipo Tip Toy 74 fueron incapaces de recortar la distancia a los líderes, aunque sí supieron asegurar el segundo cajón del podio. La tercera plaza estuvo más que disputada, ya que la pareja formada por Jaume Guardiola y Pep Solà (Auto Incarb) luchó hasta el último momento con su vistoso Suzuki amarillo para conseguirla. Sin embargo, se debieron conformar con la cuarta plaza, ya que aquélla fue para los andorranos Marc Ambor y Amandio Caçador (Bad-Boys).

 

Al volante de su Defender,Carles Barangé y su incansable copiloto, Xavi Moorly, fueron sextos. Aunque no pudieron rememorar su cuarta plaza del año pasado, los de Grip Motorsport demostraron que están a un gran nivel y que seguirán siendo candidatos a futuros podios.

Suerte dispar

El equipo madrileño A Fondo 4x4 ocupó la séptima posición, que quizá incluso podría haber sido mejor de no ser por la mala suerte que les persiguió durante toda la prueba. Además de registrar diversos problemas mecánicos subsanables, a última hora de la tarde del sábado sufrieron un vuelco (el segundo del día) que dejó su Jeep en una complicada posición. Gracias al tesón del copiloto, Antonio Bauzán, y a la paciencia del piloto Jacobo Tirado, que permaneció más de quince minutos boca abajo manejando los mandos de los cabrestantes, el vehículo pudo volver a su posición original. Para colmo de males, la mañana del domingo Tirado sufrió un fuerte golpe en una manoque obligó al equipo a abandonar la competición antes de tiempo.

 

Dominio almeriense

 

Y si los británicos dominaron ampliamente la categoría reina, en la de Preparados sucedió algo similar, donde los claros triunfadores fueron los almerienses del equipo Ursus Aventura. Alberto y Francisco Martín hicieron gala de una gran superioridad sobre sus rivales, ocupando la primera plaza con amplia solvencia desde el primer momento. Con un estilo tranquilo y muy analítico, el dúo andaluz demostró que, con calma y empeño a partes iguales, es posible solventar cualquier complicación. Esta acertada filosofía les llevó a lo más alto.

 

Los equipos Team Vas Tort 1 (Bringué-Simó) y Team Vas Tort 2 (Alonso-Troguet), ambos de origen andorrano, también completaron una gran actuación que les permitió acabar en segunda y tercera posición, respectivamente. Por su parte, el otro equipo español que competía en esta categoría, integrado por Lluís Montserrat y Néstor Gaona (Cat Trial TRC), ocupó una más que meritoria quinta plaza en la clasificación general, a muy poca distancia del cuarto clasificado.

 

Y así, desde el municipio de Sant Julià de Lòria, se puso el punto y final a la tercera edición de una competición que sigue creciendo y que, en tan poco tiempo, ya se ha hecho un hueco entre los mejores triales extremos de Europa.

 

XTREM-2010-CLASIFICACION

 

 

Videos:

 

Video 1

Video 2

Video 3

 

 

Comparte